Historia del Archivo General

Archivo Histórico Diciembre de 2016
Archivo Histórico Diciembre de 2016

El origen del Archivo General del Estado se remonta a 1824, dos años antes de la conformación del Estado de Guanajuato. En ese entonces se le conocía como el Archivo del Despacho de la Secretaria de Gobierno, y resguardaba los documentos anteriores a la administración del gobernador Carlos Montes de Oca, así como los generados en su gestión. Este archivo estuvo a cargo del oficial archivero, quien organizaba los documentos según los lineamientos de la propia secretaría y bajo los procedimientos del Archivo General de la Nación, constituidos por Lucas Alamán.

En 1846 el reglamento del Archivo General de la Nación estableció el arreglo y mejoramiento de los archivos a su cargo, por lo que se efectuaron actividades archivísticas en varios estados de la república. Así, el mencionado Archivo del Despacho de la Secretaria de Gobierno se transformó en el Archivo General del Estado de Guanajuato. Este continuó resguardando los documentos de la Secretaría de Gobierno, además del acervo de otras secretarías creadas por el Estado, con lo que se incrementó el material documental.

Interior del Archivo Histórico
Interior del Archivo Histórico

En 1979 el entonces Gobernador de Guanajuato, Luis H. Ducoing Gamba, creó la Dirección de Investigaciones Históricas para encargarse del Archivo Histórico del Estado, con el fin de preservar y catalogar los documentos sin clasificar, además de fomentar la investigación histórica; para llevar a cabo dicha empresa, se dotó de edificio, estantes y mobiliario de oficina. Hacia 1984, el archivo contaba con un director, cuatro analistas, una secretaria y dos personas de apoyo.

Fue en 1989 que se construyó un edificio ex profeso, por iniciativa del entonces Gobernador del Estado, Rafael Corrales Ayala, para reunir el Archivo de Concentración y el Archivo Histórico en un solo espacio, y así facilitar las actividades archivísticas.

Edificio del Archivo Histórico 2016

El Archivo Histórico está conformado por seis fondos documentales, dispuestos en más de 21 200 cajas y libros correspondientes a los años de 1704 hasta 1998. También posee acervos de apoyo, como la Biblioteca, la Hemeroteca, la Fototeca y la Mapoteca, así como áreas de procesos técnicos, entre los que se cuenta un laboratorio de fotografía, un taller de restauración y uno de encuadernación.

A la sala de consulta acuden investigadores, profesores, estudiantes, campesinos, y público en general, de procedencia nacional e internacional, para la revisión del material documental. La búsqueda del usuario se facilita gracias a la Guía del Archivo Histórico, publicada en 2001, además de los inventarios y catálogos disponibles, tanto en formato impreso como en digital.